Es un proceso de toma de decisiones que anticipa, previene y controla la presencia de plagas, combinando diferentes estrategias para alcanzar soluciones a largo plazo.

El M.I.P. consiste en:

• Inspección
• Identificación de la plaga
• Concientización, orientación y educación del cliente
• Adecuado manejo de los residuos
• Mantenimiento edilicio
• Modificaciones estructurales
• Controles mecánicos y biológicos
• Aplicación de pesticidas o biocidas

El servicio de M.I.P. requiere de tiempo y esfuerzo para inspeccionar y monitorear la actividad de las plagas, conocer las costumbres del personal de su Empresa, modificar el habitat de los insectos, realizar sugerencias para eliminar los puntos de ingreso y detectar potenciales plagas.

¿Qué significa modificación del habitat?

Las estructuras (empresas, oficinas, comercios o casas) tienen microhabitats donde las plagas se proveen de agua y alimentos o refugio. La reducción o eliminación ayuda a controlar posibles infestaciones.

¿Qué significa eliminar puntos de ingreso?

Son diversas tareas que se realizan para modificar la estructura edilicia, con el fin de evitar el acceso de plagas al interior. Pueden ser reparaciones, colocación de puertas, mosquiteros, sellado de huecos y hendiduras, etc.

¿Qué significa conocer las costumbres del personal?

Identificar malos hábitos de los empleados que puedan generar peligro de infestaciones, por ejemplo, dejar restos de comida en escritorios, no realizar los trabajos de limpieza a fondo, etc. Y reforzar conductas positivas que ayuden a la prevención.

¿EL M.I.P. elimina la aplicación de pesticidas?

Un programa efectivo de MIP puede incluir el uso de biocidas o insecticidas; sin embargo, la cantidad necesaria para controlar plagas, se verá reducida de manera drástica, ya que se tomaron previamente medidas para evitar grandes infestaciones. Siguiendo debidamente los pasos de M.I.P. se lograrán mayores resultados, se evitarán posibles reinfestaciones, se minimizará el uso de insecticidas y se conseguirán resultados o beneficios a largo plazo.

Para realizar un M.I.P. exitoso, es necesario conseguir una estrecha relación entre el CLIENTE y nuestra EMPRESA, donde cada uno debe cumplir con su rol en el control de plagas.

Con este método, no solamente solucionamos su problema, sino que tratamos de buscar las razones por las cuales se producen las invasiones de plagas y sugerimos formas de prevenirlas.